10 consejos para ir de rebajas

10_consejos_para_ir_de_rebajas

¡Las primeras rebajas de 2015 ya están aquí! A continuación os dejo con 10 consejos para que no os volváis locos ni os dejéis todo el sueldo en ellas.

  1. Hacer una lista con lo que necesitamos comprar (ya sea ropa, zapatos, maquillaje…) y repito, solo con lo que necesitamos comprar, para evitar hacernos con cosas innecesarias las cuales, muchas de ellas, no usaremos prácticamente o nos arrepentiremos de haber gastado dinero en algo que no era urgente.
  1. Fijarnos un tope de dinero a gastar ¡para no dejarnos el sueldo en las compras! Podemos hacer dos presupuestos: el primero para la lista de los imprescindibles y un segundo para algún capricho que queramos darnos. Estableciendo qué cantidad exacta de dinero nos queremos gastar nos ahorraremos futuros quebraderos de cabeza.
  1. Ir sin prisas (puesto que en periodo de rebajas más que en ninguna otra época del año vamos a tener que hacer largas colas para pagar o entrar al probador y vamos a tener que ir de una tienda en otra comparando precios, etc) y, a poder ser, entre semana por la mañana, ya que es cuando menos gente suele haber.
  1. Comprar en centros comerciales en vez de en tiendas de la calle. En primer lugar porque, si nos encontramos en verano, evitaremos el calor entre tienda y tienda y nos cansaremos menos. En segundo lugar, porque si es invierno evitaremos llevar más capas de las imprescindibles y pasar frio así como librarnos de la lluvia en caso de que hiciera mal tiempo.
  1. Hacer dos tandas de compras:
  • Los primeros días: para conseguir cosas que ya tuviéramos fichadas de antemano ahorrándonos así el hecho de quedarnos sin ellas o sin nuestra talla.
  • A partir de las segundas rebajas: es cuando realmente encontraremos descuentos interesantes (50%, 60%, 70%…)
  1. Llevar ropa cómoda, sobre todo si pretendemos probarnos ropa y no queremos desesperarnos en los probadores. Si lo que buscamos es calzado debemos llevar uno que sea fácil de quitar y poner. En verano podrían valer unas sandalias de dedo y en invierno unas botas sin cordones. Si vais en verano con sandalias pero sin embargo queréis compraros zapatillas de deporte o incluso botas de invierno, no dudéis en llevar un par de calcetines en el bolso para ponéroslos en estos casos, ya que si os probáis este tipo de calzado sin calcetines muy seguramente cuando os los probéis con ellos puestos la talla que hayáis comprado os quedará pequeña.
  1. Fijarse que en el artículo aparezcan el precio original y el rebajado (o el porcentaje de descuento a aplicar) y que no tenga ningún desperfecto, ya que el hecho de que cueste menos no implica que la calidad tenga que disminuir.
  1. Si no encontráis vuestra talla echad un vistazo en el burro de la ropa que suelen tener en los probadores, ¡puede que haya suerte! o si no, pedidle a un trabajador de la tienda que pregunte en otra de la cadena y si la tienen que se la manden ahí (en vez de tener que irte a la otra punta de la ciudad a por ella), bien es cierto que no todas las tiendas disponen de este servicio pero cada vez son más las que sí lo tienen así que ¡aprovecharos de esta comodidad!
  1. Guardar todos los tickets de compra.

  2. Esperar 2 o 3 semanas tras haber hecho todas vuestras compras sin estrenarlas ni quitarle las etiquetas para valorar si queréis devolver o cambiar algo o quedaros con todo.

 

Aquí os dejo el vídeo:

¡No olvidéis dejarme vuestra opinión en los comentarios y compartirlo en vuestras redes sociales si os ha gustado!😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s